24h Andalucía.

24h Andalucía.

Arrestado en Chiclana (Cádiz) individuo con antecedentes de violencia de género por cortar repetidamente su dispositivo de control

Arrestado en Chiclana (Cádiz) individuo con antecedentes de violencia de género por cortar repetidamente su dispositivo de control

La Guardia Civil ha detenido en Chiclana de la Frontera (Cádiz) al responsable de dos delitos de quebrantamiento de condena por violencia de género, en un claro ejemplo de la falta de protección adecuada para las mujeres víctimas de maltrato. La actuación policial se produce después de que el individuo arrancara y destruyera dos pulseras telemáticas de control que tenía impuestas.

En ambos casos, el agresor mostró una gran violencia hacia los agentes de la Guardia Civil, a quienes incluso arrastró con su propio vehículo y colisionó con un vehículo oficial durante una de las detenciones. Afortunadamente, gracias a la rápida intervención de los agentes, la valiente actuación de la víctima y la colaboración ciudadana, se logró su detención inmediata y posterior ingreso en prisión.

Es importante destacar que el agresor ya contaba con un dispositivo telemático de control desde el pasado 2 de enero, debido a su detención por malos tratos, amenazas y vejaciones contra la víctima. Sin embargo, tan solo nueve días después no dudó en arrancárselo y violar las medidas de protección impuestas. Además, se aproximó y permaneció en las inmediaciones del domicilio de la víctima, generando un ambiente de miedo y peligro.

Ante esta primera intervención, la víctima fue alertada por el Centro de Control de Medidas Telemáticas de Alejamiento (Cometa) y tuvo contacto directo con el equipo especializado en Violencia de Género de la Guardia Civil hasta la llegada al domicilio. Una vez se confirmó el incumplimiento de las medidas de protección, los agentes procedieron a la detención del agresor, quien mostró una grave agresividad al arrastrar a los dos agentes con su vehículo y chocar contra el vehículo oficial.

A pesar de estas acciones violentas, el detenido fue puesto a disposición judicial y se le impuso un nuevo dispositivo telemático. Sin embargo, tres días después, el individuo volvió a arrancárselo, lo cual llevó a su recaptura. Durante este segundo episodio de agresividad hacia los agentes, logró causar heridas leves a los mismos.

Finalmente, el agresor, de 41 años y vecino de Chiclana, fue ingresado en prisión provisional tras su comparecencia judicial. Este triste suceso pone de manifiesto la necesidad de establecer medidas más eficaces para proteger a las mujeres víctimas de violencia de género y evitar que los agresores puedan quebrantar impunemente las condenas y amenazar nuevamente a sus víctimas.