24h Andalucía.

24h Andalucía.

Bernal critica la tasa turística mientras la izquierda exige escuchar a alcaldes andaluces

Bernal critica la tasa turística mientras la izquierda exige escuchar a alcaldes andaluces

En Sevilla hoy, el consejero de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Arturo Bernal, ha expresado su rechazo a la denominada "tasa turística", calificándola de impuesto al turismo que actúa como un obstáculo para un sector que está siendo señalado como problemático. Bernal alertó sobre el riesgo de acabar con una importante fuente de ingresos. Partidos de izquierda como el PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía criticaron la falta de medidas de la Junta para paliar los efectos negativos del turismo masivo.

En una comisión parlamentaria, a solicitud de varios partidos, Arturo Bernal instó a tener precaución con los discursos alarmistas que podrían perjudicar al turismo, destacando su impacto en numerosas ramas de actividad en Andalucía. Se refirió a la crónica infrafinanciación de los municipios como la verdadera raíz del problema, abogando por una mejor gestión de los impuestos existentes, mencionando que solo por concepto de IVA turístico se han recaudado 2.500 millones de euros.

El consejero expresó su confianza en un acuerdo en la mesa de diálogo a tres bandas que incluye a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y la patronal. Destacó la importancia del consenso en la implementación de la tasa turística, citando el caso exitoso de la regulación de los pisos turísticos en Andalucía.

Bernal defendió el diálogo pero sin limitar el crecimiento turístico, señalando que gran parte de los turistas en Andalucía son nacionales, muchos de ellos andaluces, y cuestionando si deberían ser gravados con este nuevo impuesto. Se mencionó una encuesta que indica el rechazo mayoritario de los andaluces hacia nuevos impuestos turísticos.

Partidos políticos como Adelante Andalucía, Por Andalucía y PSOE confrontaron la posición del consejero, criticando su falta de argumentos claros. Se hizo hincapié en la necesidad de reducir el impacto del turismo masivo y en el deber de actuar en beneficio de la ciudadanía. El PP defendió la recaudación de la tasa como un alivio para los ayuntamientos, mientras que Vox se opuso rotundamente a la medida, instando a la Junta a no ceder ante presiones políticas.