24h Andalucía.

24h Andalucía.

Cuatro detenidos por secuestro y homicidio en hospital de Valme van a prisión.

Cuatro detenidos por secuestro y homicidio en hospital de Valme van a prisión.

En Sevilla, el Juzgado de Instrucción número 4 ha tomado medidas este viernes relacionadas con la muerte de un hombre cuyo cuerpo fue abandonado en el Hospital de Valme en septiembre de 2023. Cuatro de las cinco personas arrestadas han sido enviadas a prisión provisional sin fianza, mientras que una de ellas ha sido puesta en libertad provisional con la obligación de presentarse en sede judicial cada 15 días, según informó la Oficina de Comunicación del TSJA.

La investigación abarca presuntos delitos de homicidio, contra la salud pública, detención ilegal, suplantación de identidad y contra la seguridad del tráfico. Se destaca que el Juzgado encargado de esta causa asumió la responsabilidad debido a estar de guardia de incidencias en el momento de los acontecimientos.

Los detenidos, miembros de clanes familiares de diferentes nacionalidades, fueron arrestados por la Policía Nacional por su presunta participación en el secuestro y asesinato de un hombre a finales de septiembre del año pasado. La víctima fue secuestrada y dejada en parada cardiorrespiratoria en el estacionamiento del Hospital de Valme.

Se ha señalado que los acusados tienen antecedentes delictivos y uno de ellos tiene tres órdenes judiciales pendientes. La investigación policial se inició después de que se encontrara a una víctima con signos evidentes de violencia en el aparcamiento del hospital.

La víctima, que había sido introducida a la fuerza en un vehículo en el estacionamiento del hospital, fue arrojada aproximadamente una hora después en el mismo lugar desde el vehículo en el que había sido secuestrada. Los agentes han llevado a cabo una compleja investigación que ha resultado en la detención de los presuntos responsables después de siete meses de pesquisas.

Además, se ha descubierto una casa en el municipio de Utrera donde la víctima fue retenida, y se ha realizado una inspección ocular junto con la Policía Científica para recopilar pruebas. La investigación aún está en curso, y se sugiere que el móvil del crimen está relacionado con un ajuste de cuentas por el control del tráfico de drogas, en el que están involucrados varios clanes familiares de diferentes nacionalidades.