Descubierta una necrópolis de once tumbas cerca de la antigua muralla de Itálica

Descubierta una necrópolis de once tumbas cerca de la antigua muralla de Itálica

Una investigación promovida por las universidades Pablo de Olavide (UPO) y de Marburg (Alemania) sugiere una nueva datación del recinto amurallado de la ciudad romana de Itálica, ubicada en Santiponce (Sevilla). Según este estudio, la muralla tardoantigua de Itálica podría haber sido construida entre la segunda mitad del siglo IV y el final del siglo V. Estas ruinas tienen como objetivo convertirse en Patrimonio de la Humanidad debido a su importancia en el ámbito del urbanismo y la arquitectura durante la época del emperador Adriano.

El estudio, llamado "Comparando los datos de prospecciones geofísicas con las excavaciones arqueológicas en la muralla tardoantigua de Itálica", ha sido publicado este año 2023 y cuenta con la participación de investigadores de ambas universidades. Rafael Hidalgo, Inmaculada Carrasco y María Teresa Velázquez de la UPO, y Florian Hermann, Ulrich Kiesow y Felix Teichner de la Universidad de Marburg (Alemania), son los autores del documento.

Según el informe, en los últimos cinco años se ha llevado a cabo un programa de investigación arqueológica en el área de la muralla tardoantigua de Itálica, específicamente en la denominada "nova urbs", que corresponde al sector del antiguo asentamiento romano que fue ampliado por el emperador Adriano. La "vetus urbs", o ciudad romana previa a la expansión de Adriano, se encuentra bajo el municipio moderno de Santiponce.

El estudio se ha centrado especialmente en la Casa de la Cañada Honda, que se considera uno de los ejemplos más interesantes de arquitectura doméstica en Itálica, y en la muralla tardoantigua, en el sector suroeste del conjunto arqueológico. Según investigaciones anteriores, se pensaba que la muralla había sido construida a finales del siglo III o principios del siglo IV, pero este nuevo estudio plantea la posibilidad de que se haya levantado en una fecha posterior.

Las investigaciones han revelado la existencia de una necrópolis cerca de la muralla, donde se han hallado once tumbas simples o en cista, así como dos enterramientos infantiles en ánfora. Asimismo, se ha constatado un área cementerial extramuros junto al tramo de muralla y la torre.

El estudio detalla que las excavaciones realizadas permitieron documentar la secuencia estratigráfica del sector y confirmar la existencia de la necrópolis cerca de la muralla, así como los procesos de saqueo que sufrieron tanto la muralla como la necrópolis.

La estratigrafía y los materiales analizados indican que la muralla tardoantigua de Itálica fue construida en una fecha más tardía de lo que se pensaba inicialmente, entre la segunda mitad del siglo IV y el final del siglo V. Este hallazgo plantea un problema, ya que no coincide con la cronología obtenida a través de las pruebas de Carbono 14.

Tags

Categoría

Sevilla