24h Andalucía.

24h Andalucía.

Desmantelada en Granada red de extorsión a hosteleros con amenazas de corte de luz por 2.000 euros

Desmantelada en Granada red de extorsión a hosteleros con amenazas de corte de luz por 2.000 euros

En un golpe contra la delincuencia en la provincia de Granada, la Guardia Civil ha detenido a seis miembros de una red criminal que se dedicaba a estafar a hosteleros haciéndose pasar por empleados de una empresa de electricidad. Esta red amenazaba con cortarles el suministro en menos de una hora si no abonaban de inmediato una factura impagada de alrededor de 2.000 euros.

Según el comunicado del Instituto Armado, la operación llamada 'Tec Apagón' ha dejado al descubierto la comisión de al menos 60 delitos de estafa y falsificación documental, lo que permitió a los delincuentes conseguir un botín que supera los 100.000 euros.

La investigación se inició en diciembre de 2021 después de la denuncia de un restaurante en Guadix que fue víctima de la estafa. Las autoridades descubrieron que otros hosteleros en la misma localidad también habían sido estafados de la misma manera, y que intentaron estafar a varios más en días posteriores.

El rastreo del dinero permitió identificar un grupo criminal bien estructurado con un líder joven, cuya base de operaciones se encontraba en Ciempozuelos, Madrid.

Los estafadores contactaban con los hosteleros en horas de mucho movimiento en sus establecimientos y los presionaban para pagar una presunta deuda bajo la amenaza de cortarles la luz inmediatamente si no lo hacían. Esta táctica obligaba a los afectados a abonar la factura para evitar problemas con el suministro eléctrico.

Para hacer sus engaños más creíbles, los estafadores obtenían toda la información del negocio, como el nombre del titular, dirección y proveedor de electricidad. Incluso llegaron a presionar a un empresario de Guadix para que pagara tres veces una factura, y lo contactaron nuevamente para exigir un pago adicional por tarjeta.

La red utilizaba tarjetas SIM registradas a nombre de personas ajenas a la organización, e implicaba a locutorios en Madrid en el suministro de estas tarjetas. Además, reclutaban personas con problemas de adicción como 'mulas' para que abrieran cuentas bancarias a su nombre y así recibir el dinero estafado.

Esta operación fue llevada a cabo por agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Guadix, con la colaboración de sus homólogos en Ciempozuelos. Un golpe certero contra una red criminal que aprovechaba la vulnerabilidad de los hosteleros para beneficio propio.