En Motril (Granada), solicitan una condena de tres años y medio de cárcel después de evadir un control policial llevando consigo más de mil euros en cocaína.

En Motril (Granada), solicitan una condena de tres años y medio de cárcel después de evadir un control policial llevando consigo más de mil euros en cocaína.

La Fiscalía ha solicitado una pena de tres años y medio de prisión para un hombre acusado de darse a la fuga con su vehículo en un control policial desplegado en Motril (Granada) en febrero de 2020 llevando encima más de 18 gramos de cocaína con un valor en el mercado de unos 1.600 euros, según consta en el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press.

En una clara muestra de desprecio hacia las autoridades, el acusado circulaba por Motril con su coche junto a otras tres personas cuando se encontró con un control de la Policía Local. A pesar de que los agentes le dieron el alto, este individuo decidió huir a gran velocidad, poniendo en peligro no solo su propia vida, sino la de los demás. Sin embargo, gracias a la perseverancia de los agentes, lograron detenerlo en la calle Apolo después de una intensa persecución por las diferentes calles del municipio costero.

Una vez detenidos los ocupantes del vehículo, se descubrió que el acusado escondía en sus partes íntimas un envoltorio con 18,3 gramos de cocaína, con un valor de mercado de 1.588 euros. Además, uno de los detenidos llevaba consigo 0,1 gramos de esta misma sustancia, mientras que otro portaba 360 euros, presumiblemente provenientes de la venta de droga. Todo esto apunta a que los cuatro individuos estaban perfectamente conscientes de que estaban transportando droga con la intención de venderla a terceras personas.

La gravedad de los hechos no puede ser ignorada. Por ello, la Fiscalía acusa a los cuatro involucrados de un delito de tráfico de drogas en su modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud. Además de la pena de tres años y medio de prisión requerida, se solicita que se les imponga una multa de 3.000 euros como forma de castigo.

Es importante señalar que uno de los acusados se encuentra en situación irregular en España, lo cual agrava aún más la situación. Ante esta circunstancia, el fiscal pide que en vez de la pena de prisión, se le expulse del territorio español y se le prohíba regresar durante ocho años.

El juicio de los cuatro individuos se espera que tenga lugar este mes en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, donde se deberá determinar la responsabilidad de cada uno en estos actos ilícitos y aplicar las sanciones correspondientes.

Tags

Categoría

Andalucía