24h Andalucía.

24h Andalucía.

Endesa avanza en el desmantelamiento de la central térmica de Carboneras, volando su chimenea.

Endesa avanza en el desmantelamiento de la central térmica de Carboneras, volando su chimenea.

En un hito histórico para la localidad de Carboneras, Endesa llevó a cabo la voladura de la imponente chimenea de 200 metros de altura de la central térmica Litoral. Este proceso forma parte del desmantelamiento en curso de la instalación, el cual se encuentra en un avance del 42%, gracias al trabajo de casi 200 personas y una inversión de 83 millones de euros.

La demolición de la chimenea, realizada con 151 kilos de explosivos, tuvo lugar alrededor de las 13.00 horas. Este proyecto de desmantelamiento completo culminará en 2025, marcando un antes y un después en la historia de la central térmica Litoral de Carboneras.

Beatriz Muñiz, responsable de los proyectos de desmantelamiento térmicos de Endesa, explicó que el uso de explosivos es el método más seguro para demoler estructuras esbeltas y especiales, siempre y cuando el entorno lo permita. Además de la chimenea, también se demolieron otras estructuras clave, generando alrededor de 13,000 toneladas de residuos que serán valorizados.

Endesa ha implementado medidas de seguridad y precaución durante el proceso de demolición, como la irrigación previa de la superficie y la instalación de cortinas de agua para minimizar la dispersión de polvo. Este desmantelamiento forma parte de un proyecto europeo que busca maximizar la recuperación de residuos y promover un futuro sostenible para Carboneras.

El cierre de la central térmica Litoral ha sido un hito emotivo en la historia de la región, que ha generado oportunidades de formación y empleo para los habitantes de la zona. Con la participación activa de la comunidad local en el proceso de desmantelamiento, se han logrado tasas significativas de empleabilidad y se han impulsado proyectos de energías renovables en la región.

El compromiso de Endesa con el desarrollo sostenible de Carboneras se refleja en su enfoque en la formación de la fuerza laboral local y en la valorización de los residuos generados por el desmantelamiento de la central térmica. Este proceso marca un nuevo comienzo para la región, en el que se busca promover la inclusión laboral y la transición hacia una economía circular y sostenible.