Greenpeace insta al TSJA a tomar medidas ante la "escasa disposición" de Carboneras para revisar la licencia del complejo Algarrobico

Greenpeace insta al TSJA a tomar medidas ante la

Greenpeace ha presentado una solicitud al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para que tome medidas y obligue al Ayuntamiento de Carboneras (Almería) a revisar la licencia de obras del hotel en El Algarrobico. Consideran que el ayuntamiento no ha mostrado interés en cumplir la sentencia que requería tramitar la anulación de la licencia y permitir la demolición del edificio.

Según Greenpeace, la respuesta del ayuntamiento al tribunal demuestra una vez más su falta de voluntad. Además, argumentan que no se requeriría mucho tiempo ni la celebración de ninguna votación para iniciar el proceso de revisión de oficio.

La organización ecologista considera que la afirmación del ayuntamiento de que cumplirá la sentencia "lo más pronto posible, en las próximas fechas" es una estrategia dilatoria. Por lo tanto, Greenpeace insta a que se continúe con los trámites de ejecución forzosa.

Argumentan que han pasado siete meses desde que comenzó el plazo para ejecutar la sentencia y el Ayuntamiento de Carboneras no ha mostrado ningún interés en cumplirla. Por el contrario, han obstaculizado el proceso.

La petición de Greenpeace llega después de que el ayuntamiento defendiera ante el TSJA que están llevando a cabo las acciones necesarias para ejecutar las sentencias relacionadas con la zona protegida, a pesar de que en noviembre no se logró la corrección del PGOU que permitiría anular la licencia de obras.

El ayuntamiento argumenta que la demanda de ejecución forzosa se presentó antes de que transcurrieran los tres meses desde que la sentencia quedara firme. Además, aseguran que se solicitó antes de que llegara al TSJA desde el Tribunal Supremo.

Es importante recordar que el alcalde de Carboneras informó en octubre al TSJA que iniciarían la revisión de oficio de la licencia de obras del hotel. Sin embargo, advirtieron que debían corregir el acuerdo previo de la corporación anterior que clasificaba el suelo como "no urbanizable de especial protección", tal como lo solicitaba la Junta de Andalucía y los grupos ecologistas.

La sala del TSJA decidió suspender las acciones de ejecución forzosa a la espera del resultado del pleno ordinario en noviembre. Sin embargo, el pleno no pudo llevar a cabo la corrección del PGOU ni incluyó en el orden del día la anulación de la licencia de obras, un requisito imprescindible para demoler el edificio.

El pleno rechazó la propuesta del equipo de gobierno para introducir la corrección que exigía la Junta de Andalucía en el acuerdo para desclasificar el suelo del Algarrobico como urbanizable, bajo el mandato del PSOE en abril.

La enmienda, que suponía reconocer implícitamente que el área es protegida desde 1994, se desestimó con el voto en contra de los cinco concejales del PSOE, y la abstención de los concejales de Ciudadanos y el concejal no adscrito.

Ante la falta de respuesta al requerimiento de la Junta, el gobierno andaluz decidió tomar acciones legales en el TSJA en septiembre.

Es importante mencionar que el TSJA ha advertido a José Luis Amérigo, ex alcalde de Carboneras y miembro del PSOE, en varias ocasiones, y lo multó por no cumplir con la sentencia que requería clasificar el Algarrobico como "suelo de especial protección".

La sala censuró a Amérigo por superar el plazo establecido para ejecutar la sentencia, que es firme desde 2018, y afirmó que la multa era la única opción para evitar perjudicar el derecho a la tutela judicial como consecuencia del incumplimiento de la sentencia.

Tags

Categoría

Almería