Héroe salvador de migrantes arrojados al mar en Sancti Petri denuncia que fueron lanzados a una zona de fuertes corrientes.

Héroe salvador de migrantes arrojados al mar en Sancti Petri denuncia que fueron lanzados a una zona de fuertes corrientes.

En la tarde de este miércoles, Javier González, un valiente ciudadano, rescató a ocho inmigrantes que habían sido arrojados desde una narcolancha a la playa de Sancti Petri, en Chiclana de la Frontera (Cádiz). González ha manifestado que estos inmigrantes estaban condenados al fracaso, ya que los dejaron en una zona donde hay fuertes corrientes y se requiere conocimiento especializado para poder salir de ellas.

En una entrevista en Canal Sur Televisión, González relató que se encontraba trabajando allí cuando observó una narcolancha que comenzó a lanzar inmigrantes en áreas con corrientes peligrosas. Además, estos inmigrantes llevaban muchas prendas de abrigo y no sabían nadar.

Ante esta situación, González no dudó en llamar a su hijo y utilizar una pequeña embarcación tipo Zodiac que tenía en la orilla para rescatar a los inmigrantes que se estaban ahogando. Comenzaron por los que ya se encontraban boca abajo en el agua, es decir, prácticamente ahogados. Luego, los llevaron a la orilla donde recibieron ayuda del equipo de compañeros del Club de Windsurf de Sancti Petri, quienes comenzaron las tareas de reanimación. Después, González rescató al resto de inmigrantes que ya estaban sufriendo hipotermia.

González expresó su indignación ante la atrocidad que cometen estas mafias, ya que presenció cómo los arrojaban al mar sabiendo que se iban a ahogar. Según su relato, esta embarcación venía de soltar a otros inmigrantes en Camposoto, donde lamentablemente fallecieron cuatro personas debido a las corrientes. Estos inmigrantes en Sancti Petri querían quedarse allí ya que pensaban que era una zona segura, pero fueron arrojados a un pozo peligroso.

A pesar de la tragedia presenciada, González se muestra fuerte y agradecido por haber salvado ocho vidas. Si alguno de ellos hubiera perdido la vida, su corazón estaría destrozado. La situación es terrible, pero al menos ocho personas tienen ahora la oportunidad de seguir adelante.

Cabe recordar que el martes pasado, 35 inmigrantes, incluyendo seis menores de edad, fueron arrojados al mar desde una embarcación con la intención de que alcanzaran la orilla. De esos, 27 fueron arrojados en la playa de Camposoto, en San Fernando, donde 23 recibieron ayuda y lamentablemente cuatro perdieron la vida. Por su parte, de los ocho inmigrantes arrojados en Sancti Petri, tres requirieron hospitalización en el Hospital Puerto Real debido a su estado de salud.

Tags

Categoría

Cádiz