Imputado por el brutal asesinato y desmembramiento de Rocío Cáiz, recibirá condena a prisión permanente revisable.

Imputado por el brutal asesinato y desmembramiento de Rocío Cáiz, recibirá condena a prisión permanente revisable.

La Audiencia de Sevilla ha dictado una sentencia condenando a prisión permanente revisable a un joven acusado de matar y descuartizar a una joven de 17 años en Estepa en junio de 2021. La víctima, Rocío Cáiz, era vecina de Martín de la Jara y mantenía una relación sentimental con el acusado, con quien tenía un hijo en común. La sentencia, emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, fue difundida por la Oficina de Comunicación del tribunal.

Según el veredicto del jurado popular, los hechos tuvieron lugar el 2 de junio de 2021 alrededor de las 19:45 horas. El acusado, identificado como Adrian N., de nacionalidad rumana y 25 años de edad, habría abordado a su expareja en el domicilio que compartían en Estepa, con la intención de mantener relaciones sexuales sin consentimiento y utilizando violencia. El inculpado negó que la relación fuera forzada en el juicio.

Posteriormente, el acusado, con el objetivo de poner fin a la vida de la víctima, la estranguló por sorpresa y sin que ella pudiera defenderse. Según la sentencia, el acusado rodeó el cuello de la joven con un cordón, causándole la muerte por estrangulamiento. Tras cometer el crimen, el acusado descuartizó el cadáver de la víctima y esparció los restos en distintas zonas de Estepa, guardando algunos en su propia casa, como detalló durante el juicio.

El jurado también consideró probado que el acusado, utilizando el teléfono de la víctima, envió mensajes a la familia de la joven haciéndose pasar por ella, informando de que se había marchado de casa y pidiendo que cuidaran de su hijo.

La sentencia concluye que el acusado asesinó a la joven debido a su negación a aceptar la ruptura de la relación, su condición de mujer y por el dominio que ejercía sobre ella. Durante el juicio, Adrian N. pidió perdón por los hechos tanto a la familia de la víctima como a la suya propia.

La Fiscalía solicitó una condena de 14 años de prisión por un delito de homicidio con las agravantes de parentesco y género, así como otros cargos relacionados. Por su parte, la familia de la víctima pidió una condena de prisión permanente revisable por asesinato, entre otras penas.

En su sentencia, la Audiencia condenó al acusado por asesinato con las agravantes de género y parentesco, imponiéndole la pena de prisión permanente revisable. También le prohibió comunicarse o acercarse a menos de 500 metros tanto del hijo que tenía en común con la víctima como de los padres y hermanas de la misma.

Además, el acusado deberá indemnizar a la familia de la víctima con un total de 390.274 euros. En la sentencia, la Audiencia argumenta que, debido a la gravedad de los hechos y la peligrosidad del acusado, se impone la prisión permanente revisable.

Tags

Categoría

Sevilla