Jerez (Cádiz) impone sanciones de hasta 3.000 euros por desobedecer regulaciones hídricas ante la crisis de sequía.

Jerez (Cádiz) impone sanciones de hasta 3.000 euros por desobedecer regulaciones hídricas ante la crisis de sequía.

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 12 Dic.

La Junta de Gobierno local en el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha dado hoy luz verde al proyecto de Ordenanza de Sequía que, según defensores del medio ambiente, establece multas más estrictas para aquellos que no cumplan con las medidas restrictivas de uso del agua potable. Estas medidas fueron anunciadas a principios de noviembre en un bando municipal para hacer frente a la actual situación de sequía que azota la zona.

La graduación de las sanciones, que incluyen multas que varían entre 750 y 3.000 euros, se basará en diferentes factores como el perjuicio causado, las circunstancias del infractor, el impacto de la prohibición violada, la desigualdad con respecto a otros usuarios del abastecimiento, las ganancias obtenidas y la reincidencia, ha explicado el Ayuntamiento de Jerez en un comunicado de prensa.

El Ayuntamiento también ha anunciado que asignará agentes de la autoridad para supervisar y controlar el cumplimiento de la ordenanza, además de implementar medidas de vigilancia e inspección para garantizar el cumplimiento de las restricciones establecidas.

El objetivo principal de esta normativa es "contar con un instrumento legal que permita la aplicación adecuada de medidas excepcionales en situaciones de sequía", según afirmó Jaime Espinar, teniente de alcalde de Servicios Públicos y Medio Ambiente. Espinar asegura que esto es un "paso adelante y necesario" ya que el Ayuntamiento "carecía de esta herramienta legal para tratar casos especiales de sequía, a diferencia de otros municipios".

El ámbito de aplicación de esta ordenanza abarca todo el territorio del municipio incluido en el área de cobertura del contrato de concesión de servicios de abastecimiento de agua, alcantarillado y depuración.

En virtud de la ordenanza, se podrán tomar medidas como la prohibición de uso de agua potable para riego de jardines, praderas, árboles y zonas verdes públicas y privadas, así como para el riego y lavado de carreteras, calles, aceras y sendas tanto públicas como privadas. También se prohíbe el llenado de piscinas, fuentes y estanques que no cuenten con un sistema de recuperación o circuito cerrado, así como el uso de agua potable para el lavado de vehículos con manguera, a menos que sea realizado por una empresa especializada, entre otras medidas establecidas en el bando municipal emitido el pasado noviembre.

Aquellos que violen el texto de la ordenanza serán sancionados con multas que van desde los 750 euros por infracciones leves, hasta los 3.000 euros por infracciones muy graves.

Está previsto que la ordenanza sea aprobada de manera preliminar en el pleno ordinario de diciembre y, si no se presentan objeciones durante el período de exposición pública, entrará en vigor una vez que sea aprobada definitivamente en el pleno de enero, en el que el Gobierno local del PP cuenta con mayoría absoluta.

Tags

Categoría

Cádiz
¡Sorpréndeme!