"La hija de Ana Orantes demanda más recursos para combatir la violencia de género desde Granada en vísperas del 25M: ¡Ni una mujer más!"

GRANADA, 24 Nov.

El acto institucional de la Diputación de Granada con motivo del 25N ha estado protagonizado por el recuerdo a Ana Orantes, quien fue asesinada por su exmarido en diciembre de 1997 después de denunciar en televisión los años de maltrato que había sufrido. Han transcurrido casi 26 años desde aquel trágico evento que marcó un antes y un después en la sensibilización de la sociedad contra la violencia de género.

En este acto, Raquel Orantes, hija de Ana Orantes, ha sido la encargada de leer el manifiesto oficial de las diputaciones andaluzas con motivo del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. El evento ha tenido lugar en las puertas de la Diputación, con la presencia de miembros de la corporación provincial, técnicos y empleados de la institución, y su presidente, Francis Rodríguez.

En su intervención, Raquel Orantes ha mencionado que ha escrito varios textos dedicados a su madre, incluyendo una carta en la que expresa la idea de que, de haber vivido, Ana Orantes podría haber cumplido 86 años en 2023. La hija describe a su madre como una mujer adelantada a su tiempo, moderna y posiblemente hubiera decidido cubrir sus canas con colores llamativos, mientras tarareaba sus canciones favoritas.

Con una firme convicción, Raquel Orantes ha leído el manifiesto con la esperanza de que, a través de una voluntad política y social, se pueda erradicar la violencia machista. El manifiesto hace referencia a las numerosas víctimas de violencia de género, como Ana Orantes, y hace un llamado para que no haya ni una víctima más.

En sus palabras, Raquel Orantes ha evidenciado el deseo de su madre de aprender y dejar su huella, incluyendo su firma en el DNI para evitar que se emborronara con tinta que manchaba su piel y su orgullo. También ha expresado la importancia de reforzar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que actualmente se encuentra resquebrajado, y promover la educación en valores y la sensibilización en las nuevas generaciones.

Raquel Orantes ha destacado que ser víctima de violencia conlleva días malos y muy malos, recordando cómo ella y sus hermanos se sintieron desamparados en el momento del asesinato de su madre, sin recursos económicos ni apoyo psicológico. Además, ha mencionado las declaraciones de un ministro que calificó el caso de su madre como aislado, lo cual generó aún más desesperanza.

Por eso, Raquel Orantes ha subrayado la importancia de brindar protección y apoyo al entorno de las víctimas, instando a la sociedad a mostrar su solidaridad con las víctimas de violencia de género y mantener vivo el legado y la memoria de Ana Orantes.

En respuesta, el presidente de la Diputación de Granada, Francis Rodríguez, ha manifestado su intención de proponer que la corporación provincial reconozca a Ana Orantes como Hija Predilecta a Título Póstumo de la Provincia. Esto serviría para visibilizar a una de las grandes luchadoras en la lucha contra la violencia de género en los últimos años. Raquel Orantes ha expresado su inmenso honor por esta propuesta, ya que el único consuelo que les queda es que el legado de su madre continúe adelante.

El presidente Rodríguez ha reconocido la necesidad de seguir trabajando para erradicar la violencia machista, admitiendo que algo no se está haciendo bien cuando cada año aumenta el número de víctimas. Para la Diputación de Granada, la lectura del manifiesto por parte de Raquel Orantes es un momento de especial importancia, ya que destaca la figura de su madre, una gran luchadora que fue víctima de la agresión más infame, ocurrida dentro de su propio hogar. El presidente ha enfatizado que Ana Orantes estaría orgullosa de este homenaje, al igual que todos los demás presentes.

Tags

Categoría

Andalucía