La Junta propone incentivos fiscales a los contribuyentes ricos a través de una enmienda al Presupuesto 2024.

La Junta propone incentivos fiscales a los contribuyentes ricos a través de una enmienda al Presupuesto 2024.

El Grupo Popular ha presentado una enmienda parcial al proyecto de Presupuesto de 2024 que permitirá a los contribuyentes andaluces afectados por el Impuesto temporal de solidaridad de las grandes fortunas optar por el Impuesto sobre el Patrimonio con una bonificación variable. Esta enmienda tiene como objetivo que los ingresos generados por este impuesto vayan a parar a la hacienda del Gobierno andaluz en lugar de la del Estado. La propuesta fue adelantada por el diario Abc.

Según el texto al que ha tenido acceso Europa Press, se les ofrecerán a los contribuyentes dos opciones de bonificación, que son incompatibles entre sí. Así, aquellos obligados a pagar el Impuesto de grandes fortunas podrán optar por una bonificación variable para no declarar este impuesto y solo pagar el Impuesto sobre el Patrimonio.

La Junta de Andalucía pretende con esta medida recuperar esos ingresos para la hacienda pública autonómica. En caso de no optar por esta bonificación, los contribuyentes seguirán beneficiándose de la bonificación del 100% actualmente vigente en Andalucía en el Impuesto sobre el Patrimonio. Esto implicaría que estarían obligados a declarar y pagar el Impuesto temporal de solidaridad de las grandes fortunas, que a su vez mantendría la recaudación en la hacienda del Estado.

La enmienda presentada por el PP se basa en el hecho de que el Impuesto para grandes fortunas no puede ser cedido a las comunidades autónomas, tal y como establece la Ley 38/2022. Por tanto, aquellos contribuyentes que no estén obligados a pagar este impuesto les será indiferente la aplicación de cualquiera de las bonificaciones propuestas, ya que seguirán sin pagar el Impuesto sobre el Patrimonio.

Esta iniciativa surge como respuesta a la entrada en vigor del Impuesto temporal de solidaridad de las grandes fortunas, recurrido por la Comunidad de Madrid y Andalucía ante el Tribunal Constitucional debido a una invasión de competencias. Ambas regiones bonificaban al 100% la cuota del Impuesto sobre el Patrimonio.

El Tribunal Constitucional desestimó el recurso y afirmó que el Impuesto sobre grandes fortunas no afecta ni interfiere en ninguna de las competencias autonómicas sobre el Impuesto sobre el Patrimonio. Además, señaló que la Comunidad Autónoma sigue teniendo autonomía para decidir el mínimo exento, la tarifa, las deducciones y las bonificaciones aplicables en este impuesto.

Mercedes Torregrosa, portavoz del Partido Popular de Andalucía, ha afirmado que esta bonificación variable permitirá a los contribuyentes andaluces decidir pagar el Impuesto sobre el Patrimonio en lugar del Impuesto de grandes fortunas y así evitar que el dinero se vaya fuera de la región. Torregrosa también ha asegurado que, una vez desaparezca el Impuesto de grandes fortunas, el Gobierno andaluz eliminará el Impuesto sobre el Patrimonio.

Tags

Categoría

Andalucía