24h Andalucía.

24h Andalucía.

Las lluvias de marzo devuelven "normalidad" a Sevilla tras la sequía.

Las lluvias de marzo devuelven

Sevilla y su área metropolitana han dejado atrás la sequía y han entrado oficialmente en situación de normalidad, gracias a las copiosas lluvias de febrero y marzo. Emasesa ha publicado un nuevo bando que desactiva las limitaciones establecidas en el último, correspondiente al estado de emergencia por la sequía.

El edil de Urbanismo y consejero de Emasesa, Juan de la Rosa, ha explicado que el volumen de agua almacenada ha aumentado significativamente después de las intensas precipitaciones de finales de marzo. Actualmente, los embalses que abastecen el sistema de Emasesa almacenan 434 hectómetros, lo que supera el umbral de prealerta establecido en 324 hectómetros cúbicos.

Desde enero, se han recibido más de 250 hectómetros cúbicos de agua, con una gran parte de estas lluvias cayendo durante la última semana de marzo. Sin embargo, las lluvias apenas han vuelto a caer en abril, lo que hace que las previsiones para los próximos meses sean inciertas.

Emasesa ha acordado declarar el fin de la situación de escasez coyuntural y ha confirmado el paso a la normalidad. Juan de la Rosa ha destacado que la colaboración ciudadana en el uso responsable del agua ha sido clave para superar sin restricciones esta sequía que ha durado más de cinco años, la más larga conocida hasta la fecha.

El trabajo de planificación desarrollado a través del Plan de Emergencia ante situaciones de sequía de Emasesa ha permitido desplegar de manera ágil todos los protocolos concebidos para cada uno de los estados que se han dado en función del volumen de agua almacenado en los embalses.

A pesar de que ya no es necesario continuar con las medidas restrictivas impuestas por el bando en vigor, es importante seguir considerando el agua como un bien escaso y usarlo de una manera responsable, evitando gastos y consumos excesivos, según ha recordado De la Rosa. La normalidad en el suministro de agua dependerá de las lluvias que se produzcan durante lo que resta de primavera y el próximo otoño.