24h Andalucía.

24h Andalucía.

Lebrija toma medidas preventivas contra mosquitos tras brote de virus del Nilo.

Lebrija toma medidas preventivas contra mosquitos tras brote de virus del Nilo.

El Ayuntamiento de Lebrija asegura que la situación del caso de Fiebre del Nilo Occidental detectado en un menor de cinco años está "controlada" y hace un llamado a la calma, aunque se recomienda a la población seguir las medidas de prevención.

En Lebrija (Sevilla), ante la confirmación de este caso, el gobierno local, liderado por José Barroso, ha decidido elevar el nivel de riesgo de 3 a 5 en el Plan de Vigilancia y Control Integral de Vectores Transmisores de la enfermedad.

Para controlar la proliferación de mosquitos en la localidad, se han aumentado los tratamientos preventivos que se vienen realizando desde el mes de marzo, con el objetivo de minimizar la presencia de este insecto y reducir el riesgo de transmisión del virus a la población.

Estas acciones están siendo llevadas a cabo por una empresa especializada, que trata de forma periódica las zonas sensibles de Lebrija para evitar que los mosquitos se reproduzcan.

Además de tratar los puntos críticos, se adaptarán las medidas según la evolución de la situación, con la finalidad de controlar la proliferación de mosquitos.

La segunda teniente de alcalde y responsable de Medio Ambiente, Teresa Serrano, ha pedido tranquilidad, asegurando que el caso está controlado y que se están implementando medidas para evitar nuevos contagios.

Por otro lado, desde el Ayuntamiento se hacen recomendaciones a la ciudadanía para prevenir las picaduras de mosquitos, como tratar el agua de piscinas y estanques con cloro, utilizar repelentes y mosquiteras, y mantener las luces apagadas cuando no sea necesario.

Se aconseja también evitar zonas con presencia de mosquitos y mantener la limpieza para evitar la acumulación de agua en recipientes como macetas o cubos.

Además, se sugiere cubrir la piel con ropa, no usar perfumes intensos, sacudir la ropa al aire libre y evitar estar al aire libre durante el atardecer y el amanecer, momentos de mayor actividad de los mosquitos transmisores.