24h Andalucía.

24h Andalucía.

Localizan cuerpo de buzo desaparecido en lago de Sevilla

Localizan cuerpo de buzo desaparecido en lago de Sevilla

Agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de Sevilla han recuperado la tarde de este pasado domingo el cadáver de un varón que había desaparecido en una mina abierta inundada en la localidad de Villanueva de Río y Minas, cuando realizaba buceo técnico, según informa el Instituto Armado.

En torno a las 16,00 horas de este pasado domingo, como ha avanzado Sevilla Actualidad, el equipo del GEAS de la Guardia Civil de Sevilla fue alertado por la desaparición de una persona mientras estaba realizando junto a otras dos más buceo técnico en el lago formado en una mina abierta inundada en la localidad e Villanueva de Río y Minas.

Tras personarse los agentes en la zona y recabar información de los hechos, se inició la operación de buceo para localizar a la persona desaparecida, un varón identificada como J.M.N.

Debido a la profundidad del lago en cuestión se tuvo que activar por parte del responsable del GEAS el protocolo de actuación, marcando un campo de búsqueda basado en los testigos y tomando la referencia de pequeñas burbujas que emergían en la superficie del agua.

En una primera inmersión por parte de dos agentes del equipo fue localizado a 42 metros de profundidad al buceador desaparecido, sin signos de vida. Los agentes acometieron así los trabajos de extracción del cuerpo, dificultados por la falta de visibilidad y comprobando que el cadáver se encontraba enganchado, lo que obstaculizaba todavía más la operación.

Debido a la falta de tiempo de estancia a cota, los efectivos optaron por señalizar el cuerpo mediante una boya y subir a superficie, previa paradas de descompresión.

Con la información obtenida de los dos primeros agentes del GEAS, otros dos buzos del equipo realizaron una nueva inmersión con la finalidad de desenganchar el equipo del fondo. Usando un cabo de enganche unido a la embarcación oficial de Guardia Civil en la superficie, se consiguió al fin elevar al exterior el cuerpo sin vida del desaparecido y su equipo de buceo.

Una vez en el exterior, se hizo cargo de la investigación la Policía Judicial de la Guardia Civil de Carmona, quedando el equipo que llevaba el desaparecido a cargo del GEAS para la instrucción de un informe técnico.