24h Andalucía.

24h Andalucía.

Los juzgados andaluces podrán cerrar por calor extremo.

Los juzgados andaluces podrán cerrar por calor extremo.

Los juzgados andaluces contarán con un protocolo de climatización, elaborado por la Consejería de Justicia, Administración Local y Función Pública, para hacer frente a situaciones de temperaturas extremas y averías en los sistemas de control de la temperatura en las sedes judiciales. En caso de que falle la refrigeración y la temperatura supere los 27 grados, se podrá suspender el trabajo presencial hasta que se solucione la incidencia de forma inmediata o se instalen aparatos portátiles.

El objetivo de este protocolo es prevenir situaciones de estrés térmico en los trabajadores de la Administración de Justicia. El consejero de Justicia, José Antonio Nieto, ha informado a la comisión parlamentaria sobre las medidas a tomar cuando la temperatura en las dependencias judiciales sea menor a 17 grados o supere los 27 grados.

En caso de fallo en los sistemas de ventilación o climatización, los trabajadores podrán comunicar la incidencia a la Secretaría General Provincial de su Delegación Territorial de Justicia, que deberá resolverla en un plazo máximo de 24 horas. Si no se puede reparar de forma inmediata o no se pueden instalar sistemas portátiles, se establecerá un seguimiento para determinar en qué horario se excede la temperatura en las instalaciones, informando a los delegados de Prevención.

Si la incidencia persiste y las temperaturas siguen fuera de los límites establecidos en el protocolo, la Secretaría General Provincial podrá suspender el trabajo presencial en un plazo máximo de 24 horas. Esta medida se aplicará en función de la previsión de que la temperatura ambiente exceda los límites establecidos en el protocolo.

El consejero ha destacado la importancia de regular cómo actuar en estos casos, tras las averías del pasado verano en las sedes judiciales de Andalucía. El protocolo aprobado también incluye pautas para actuar ante golpes de calor y la creación de un registro de incidencias.