Los regantes del Guadalquivir comienzan la campaña con apenas un 5% de agua disponible

Los regantes del Guadalquivir comienzan la campaña con apenas un 5% de agua disponible

Los regantes de la cuenca del Guadalquivir afrontan la próxima campaña en "muy mala situación" y con "menos del 5%" de sus necesidades de agua cubiertas, "entre 100 ó 200 metros cúbicos por hectárea" pese a las lluvias registradas en los últimos días, que han dejado entre 20 y 30 hectómetros cúbicos al sistema general de la cuenca.

Así lo ha advertido este viernes el secretario general de la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), Pedro Parias, que ha asegurado que las últimas precipitaciones "son bienvenidas y han mejorado sensiblemente algunas zonas de Andalucía" aunque la situación general sigue siendo "muy mala de cara a la próxima campaña de riego" y con previsión de restricciones en verano "si este invierno y primavera no es muy lluvioso".

En una entrevista en Canal Sur Radio recogida por Europa Press, Parias ha indicado que "para salir de la actual situación de emergencia" y evitar restricciones al consumo humano sería necesario que cayeran "400 ó 500 litros por metro cuadrado en los próximo dos o tres meses" y repetir la situación vivida "en el año 2018, que empezó a llover un 28 de febrero, cayeron en torno a 300 litros entre marzo y abril y se salvó la situación".

"Necesitamos mucha agua, que haya inundaciones incluso en algunas zonas para recuperar un nivel de embalse que llegue al objetivo de la normalidad, en torno al 50%", ha añadido el secretario general de Feragua, que ha detallado que el sistema "más beneficiado" por las últimas lluvias es el de la sierra de Huelva que abastece a Sevilla, donde se han recogido "sobre 20 hectómetros cúbicos, es decir, agua para casi dos meses".

Sin embargo, Parias ha señalado que la situación general para el regadío permanece "prácticamente igual", sin cambios apreciables en las cuencas de Guadalete y Barbate en la provincia de Cádiz y en la cuenca mediterránea, "donde incluso hay dos hectómetros cúbicos menos que hace una semana". A su juicio, la peor situación se registra en la comarca malagueña de la Axarquía y la gaditana del Campo de Gibraltar, "que no tienen aguas superficiales disponibles y están tirando de otras fuentes, subterráneas, aguas regeneradas o desaladas".

Junto a ello, ha destacado la situación de la provincia de Huelva, "que nunca ha tenido restricciones en el regadío y ahora está sufriendo restricciones del 50%". "No se esperaba ni se imaginaba que en Huelva pudiera ocurrir esto, que está generando grandes problemas en los cultivos de frutos rojos, cítricos y subtropicales", ha lamentado antes de reclamar "medidas urgentes" como el trasvase del embalse portugués de Alqueva o poner en marcha el sistema Bocachanza.

Parias ha lamentado la "evidente parálisis de obras hidráulicas" que sufre Andalucía "en los últimos 15 años" que se traduce que en la comunidad "ahora mismo no se construye ninguna presa, que son las obras que generan más recursos y a menor coste". "La única en construcción, Alcolea, fue parada en 2017 por el Ministerio de forma unilateral y sin justificación", ha recordado antes de reprochar a las administraciones que se han "dormido un poco en los laureles" para hacer frente a la sequía.

En este sentido, el secretario general de Feragua ha señalado que "el Gobierno aprobó el otro día un decreto de sequía, la Junta ya ha anunciado el suyo y están viniendo inversiones, pero en muchos casos tarde y cortas para el regadío porque son prioritariamente, y es lógico, son para el abastecimiento humano".

"Ahora se están poniendo las pilas y estamos intentando que impulsen obras hidráulicas a corto para resolver problemas inminentes de esta campaña, además de un plan de infraestructuras, balsas y presas a largo plazo que incluya también regeneración y desalación", ha concluido.

Categoría

Huelva