24h Andalucía.

24h Andalucía.

Mujer acusada de matar a su recién nacida en Vícar (Almería) es declarada culpable por el jurado

Mujer acusada de matar a su recién nacida en Vícar (Almería) es declarada culpable por el jurado

Almería, 13 Nov.

Una mujer ha sido declarada culpable del crimen de acabar intencionadamente con la vida de su recién nacida en su cortijo de Vícar (Almería), tras dar a luz sin ayuda en marzo de 2020. El tribunal de jurado, después de cinco sesiones de vista oral en la Audiencia Provincial de Almería, ha determinado su culpabilidad.

El veredicto del jurado, emitido el lunes por la tarde, establece que la mujer actuó sola al arrebatar la vida a la bebé aprovechándose de su incapacidad para defenderse. Tanto la Fiscalía como la acusación particular han pedido para ella una pena de prisión permanente revisable, considerándola autora de un delito de asesinato según el artículo 140 del Código Penal.

Uno de los elementos clave para determinar la culpabilidad de la acusada fue el informe realizado por las médico forenses, que confirmó que la bebé nació con vida tras encontrar en sus pulmones y estómago reacciones químicas propias de la respiración natural.

Además, según un agente de la Guardia Civil que exhumó el cuerpo de la bebé, la niña estaba bien formada y fue enterrada junto a la entrada del domicilio, cubierta con grandes bidones de agua.

El informe forense también indica que la niña murió por asfixia mecánica con estrangulamiento, basándose en las marcas de dedos y uñas en su cuello, así como en el traumatismo en el labio superior que llegaba hasta la campanilla, producto de un intento de presionar sobre la boca de la bebé.

Además, se encontraron otras "lesiones extracervicales" causadas por una fuerza ejercida sobre el cuerpo de la neonata, que el tribunal considera "incompatibles" con un estrangulamiento provocado por el cordón umbilical.

El jurado también ha considerado otros elementos de la investigación para incriminar a la acusada, como el ADN encontrado en una azada que había pedido a una vecina al día siguiente del parto, bajo la excusa de plantar un sarmiento, y que se encontró en el lugar donde estaba enterrada la bebé. Además, se localizó la placenta en una balsa de riego abandonada que la acusada también había visitado.

El comportamiento mostrado por la acusada durante las exploraciones forenses también fue tomado en cuenta por el jurado, ya que parecía orientado a evitar que se descubriera algo. Sin embargo, el jurado no se ha pronunciado directamente sobre la posibilidad de otorgarle un indulto a la mujer, lo cual queda sujeto a lo que establezca la ley.

Además de la pena de prisión, la fiscal Teresa Prieto ha pedido una medida de libertad vigilada de 10 años para la mujer y una indemnización de 120.000 euros por daños morales hacia el padre de la bebé, mientras que la acusación particular ejercida por el abogado Manuel Blánquez ha elevado esa cantidad a 150.000 euros.

Por su parte, el abogado defensor, Alejandro Jiménez, ha solicitado al magistrado-presidente del tribunal, Jesús Miguel Hernández, que tome en cuenta las atenuantes de dilaciones indebidas y la breve duración de la investigación para reducir la pena. El juicio ha quedado a la espera de sentencia.