24h Andalucía.

24h Andalucía.

Trabajadores de la base de Morón exigen intervención gubernamental ante despidos masivos.

Trabajadores de la base de Morón exigen intervención gubernamental ante despidos masivos.

En protesta por los 15 nuevos despidos anunciados, la plantilla de la base aérea de Morón de la Frontera se ha congregado en los alrededores de la instalación, que se comparte entre España y Estados Unidos. El motivo de la concentración ha sido revocar estas decisiones tomadas por KBR, la empresa encargada de los servicios de ingeniería civil, apoyo logístico, salud e higiene industrial en el recinto militar.

La convocatoria de esta concentración estuvo a cargo de José Armando Rodríguez Ardila, presidente del comité de empresa de KBR y miembro de UGT. Además de esta protesta, se acordó llevar a cabo cinco días de huelga, que comenzarán el próximo 31 de mayo de forma consecutiva durante los viernes siguientes.

Se ha denunciado que KBR ha justificado estos despidos como causas productivas sin pruebas suficientes y ha anunciado que planean llevar a cabo 36 despidos adicionales porque consideran que la plantilla está sobredimensionada. Desde el 2010, se han producido alrededor de 400 despidos en la plantilla española de la base de Morón, lo que ha generado preocupación y la demanda de intervención por parte del Gobierno central y de la Junta de Andalucía.

El presidente del comité de empresa ha exigido a KBR que revoque los despidos y que, en caso de tener la necesidad de reducir personal, que se realicen de manera voluntaria y no traumática. Inmaculada García, una de las afectadas por los despidos, ha manifestado su descontento con la forma en que se han llevado a cabo las decisiones, calificándolas como "super traumáticas" y exigiendo detener estos despidos.

Desde hace tiempo, el comité de empresa ha denunciado una estrategia premeditada por parte de KBR para sustituir al personal español por profesionales estadounidenses o militares del país. KBR, que formaba parte de la sociedad Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), ha sido objeto de críticas por expedientes de regulación de empleo anteriores que redujeron sustancialmente la plantilla.

La plantilla ha pedido una modificación en el tratado bilateral de defensa entre Estados Unidos y España que regula el funcionamiento de la base de Morón, para incluir mejores condiciones laborales para los empleados civiles y garantías en cuanto a la estabilidad laboral, buscando equiparación con la base de Rota.