24h Andalucía.

24h Andalucía.

Dos individuos arrestados por retener a un ciudadano sueco durante casi un mes y pedir un rescate de 500.000 euros en criptomonedas en Málaga.

Dos individuos arrestados por retener a un ciudadano sueco durante casi un mes y pedir un rescate de 500.000 euros en criptomonedas en Málaga.

En un hecho que ha conmocionado a la ciudad española de Málaga, agentes de la Policía Nacional lograron detener a dos individuos que mantenían secuestrado a un ciudadano sueco durante más de tres semanas. Los captores exigían la exorbitante suma de 500.000 euros en criptomonedas como rescate para liberar a la víctima.

Los secuestradores sometieron al rehén a una horrible situación, manteniéndolo encerrado en habitaciones, con las manos engrilletadas y un dispositivo de localización para asegurarse de tenerlo bajo control en todo momento.

Tras arduas negociaciones que se prolongaron por cinco días, se logró establecer un plan para el pago de rescate entre un familiar de la víctima y la organización criminal. La investigación se inició a raíz de la denuncia interpuesta por los familiares del secuestrado.

La víctima, de nacionalidad sueca, había sido secuestrada a su llegada al aeropuerto de Málaga, cuando un individuo presuntamente enviado por su amigo lo recogió para llevarlo al hotel donde se hospedaba.

Los familiares estuvieron en vilo sin saber el paradero de la víctima hasta que los secuestradores, de origen sirio y libanés, se pusieron en contacto para exigir el pago de 500.000 euros en criptomonedas a cambio de su liberación.

La intensa labor policial logró dar con la ubicación de la primera vivienda donde estuvo cautivo el sueco, aunque los secuestradores se movían constantemente para evitar ser detectados, utilizando documentación falsa y vehículos de alquiler para cambio domiciliario cada cinco días.

El dispositivo de rescate incluyó la llegada de un familiar del secuestrado desde Turquía, quien fue pieza clave en las negociaciones que culminaron con el pago del rescate en un restaurante de Málaga tras cinco días de tensión.

Los agentes lograron identificar a uno de los secuestradores merodeando la zona en busca de presencia policial antes de que el otro captores se presentara con la víctima dentro del restaurante para recibir el pago.

Tras la detención de los criminales, la víctima fue liberada y recibió atención médica, proporcionando valiosa información que llevó a la policía hasta el último domicilio donde había estado cautivo en Fuengirola, Málaga.

Se encontraron evidencias de la red criminal, tales como telefonía móvil utilizada en las comunicaciones, grilletes para la retención de la víctima y dispositivos de geolocalización, lo que permitirá continuar con la investigación para capturar al resto de los involucrados en este violento secuestro.

Los dos arrestados enfrentan cargos de secuestro, lesiones, organización criminal y delitos contra la integridad moral, habiendo sido decretada por la autoridad judicial su prisión preventiva mientras perdura la investigación en busca de justicia para la víctima.