24h Andalucía.

24h Andalucía.

El Supremo mantiene condena a madre sevillana por prostituir a sus hijos

El Supremo mantiene condena a madre sevillana por prostituir a sus hijos

En una decisión reciente, el Tribunal Supremo ha rechazado un recurso de casación presentado por una mujer condenada en Sevilla a casi 40 años de prisión por prostituir y maltratar a sus hijos menores de edad. La condena, que tiene un límite máximo de cumplimiento de 20 años, ha sido motivo de controversia debido a la aplicación de la Ley Orgánica 10/2022 de garantía integral de la libertad sexual, la cual ha generado más de mil reducciones de condenas por delitos sexuales al unificar los delitos de abuso y agresión en un solo tipo.

Según el Tribunal Supremo, la mencionada ley no puede considerarse como una norma penal más favorable en este caso, ya que la mujer está cumpliendo una pena acumulada de 20 años de prisión. La posible reducción de su condena no afectaría a este límite establecido.

En un auto emitido el pasado 23 de mayo, la Sala de lo Penal del Supremo abordó el recurso de casación presentado por la defensa de la mujer contra la decisión de la Audiencia de Sevilla de desestimar su petición de revisión de pena en base a la Ley 10/2022.

De acuerdo con la sentencia inicial, se determinó que la acusada obligó a sus hijos menores a participar en encuentros sexuales a cambio de dinero. Además, se evidenció que la mujer maltrataba a sus hijos, generando un ambiente de miedo y abandono.

La Audiencia condenó a la mujer a 40 años menos dos días de prisión, estableciendo un límite máximo de cumplimiento de 20 años de privación de libertad. A pesar de haber solicitado una revisión de su condena, la defensa de la mujer fue desestimada tanto por la Audiencia como por el Tribunal Supremo.

El Supremo concluyó que la Ley 10/2022 no puede considerarse como una norma penal más favorable en este caso específico, ya que la reducción de la pena solicitada no afectaría al límite de cumplimiento establecido por la acumulación de condenas previas.