Hombre en Sevilla recibe cuatro años de prisión por agresión sexual y amenazas de muerte hacia su ex pareja con discapacidad.

Hombre en Sevilla recibe cuatro años de prisión por agresión sexual y amenazas de muerte hacia su ex pareja con discapacidad.

Un varón ha sido condenado a cuatro años de cárcel por delitos de hostigamiento, amenazas y contra la libertad sexual cometidos sobre su expareja sentimental, según ha dictaminado la Audiencia de Sevilla. La víctima, una mujer con discapacidad física, era insultada y sufría "tocamientos" por parte del agresor, a pesar de manifestar su oposición a estas prácticas.

La sentencia, emitida el pasado 22 de noviembre y recogida por Europa Press, especifica que el acusado, Jesús G.C., mantuvo una relación sentimental con la víctima durante un mes sin convivencia entre ambos. Durante los hechos, se argumentó que el acusado padecía un trastorno antisocial con inteligencia límite que afectaba a su capacidad volitiva e intelectiva.

Desde que la mujer decidió finalizar la relación en septiembre de 2022, el acusado acosaba constantemente a su ex pareja en el Centro de Acogida Municipal de Sevilla donde ella residía. El relato de hechos probados indica que acudía a buscarla cada día en la puerta, frecuentaba los lugares que sabía que ella visitaba y la insultaba llamándola "puta", escupiéndole y amenazándola con frases como "eres mía. Si me denuncias, te mato".

El 28 de noviembre de 2022, el acusado fue al centro de acogida a buscar a la mujer y les dijo a los trabajadores, en referencia a ella, que si "la puta esa" le arruinaba la vida, la estrellaría la cabeza contra la pared. Además, la sentencia detalla que el 30 de noviembre de 2022 abordó a su expareja en un bar, acompañada de dos trabajadores del centro, insistiéndole que se fuera con él y amenazándola con quitarle la vida si no era para él.

El acusado aprovechaba su conocimiento sobre la discapacidad de la mujer, que utiliza una silla de ruedas y tiene limitaciones para defenderse, así como su adicción al alcohol, para realizarle tocamientos en contra de su voluntad y a pesar de su oposición expresa.

El tribunal ha impuesto al acusado cien días de trabajos en beneficio de la comunidad por los delitos de hostigamiento y amenazas continuadas, así como cinco años de prohibición de acercarse o comunicarse con su expareja. Además, se le han impuesto cuatro años de cárcel por un delito continuado contra la libertad sexual, nueve años más de prohibición de acercamiento o comunicación, seis años de libertad vigilada post penitenciaria y una indemnización de 10.000 euros a la víctima.

Tags

Categoría

Sevilla