24h Andalucía.

24h Andalucía.

La policía detiene al responsable del feminicidio de una mujer encontrada sin vida en un arroyo malagueño.

La policía detiene al responsable del feminicidio de una mujer encontrada sin vida en un arroyo malagueño.

En un trágico suceso ocurrido en Málaga, la Policía Nacional ha detenido al presunto autor confeso del asesinato de una mujer ucraniana de 28 años. El cuerpo de la víctima fue encontrado en un avanzado estado de descomposición, cubierto con una manta y ramas en un arroyo cercano al Polígono La Huertecilla de la capital malagueña.

Junto al principal sospechoso, un hombre español de 43 años, también fueron detenidas otras dos personas acusadas de encubrimiento. Las investigaciones llevadas a cabo por el Grupo de Homicidios de la Comisaría Provincial de Málaga, en colaboración con la Brigada Provincial de Policía Científica, permitieron esclarecer que la víctima mantenía una relación afectiva con el homicida y que ambos convivían en una choza en la zona de El Tarajal antes de su desaparición.

El presunto asesino comparecerá ante el Juzgado de Violencia Sobre la Mujer número 2 de Málaga este viernes. El cadáver de la joven ucraniana fue descubierto bajo una manta y ramas en un arroyo conocido como "Pocapringue". Debido al avanzado estado de putrefacción en el que se encontraba, la identificación completa del cuerpo demoró algún tiempo. Finalmente, se confirmó que se trataba de una joven de origen ucraniano, después de que el Consulado de Ucrania presentara una denuncia por su desaparición el 4 de septiembre.

La investigación ha revelado que la mujer habría sido asesinada por su compañero a principios de agosto. El sospechoso utilizó un objeto contundente y un arma blanca para quitarle la vida, y posteriormente se deshizo del cuerpo ocultándolo en un cañaveral. Después de una serie de batidas por la zona, la Policía Nacional encontró el cadáver el 24 de octubre en avanzado estado de descomposición.

Continuando con las pesquisas, los investigadores lograron identificar a varias personas que se relacionaban con la víctima antes de su desaparición. Esto llevó al arresto del autor material del asesinato, así como de dos hombres de 23 y 33 años acusados de encubrimiento. Estos últimos habrían mentido y ocultado información de forma intencionada y maliciosa, obstruyendo así la investigación.

Finalmente, gracias al arduo trabajo de los investigadores, las coartadas de los sospechosos fueron desacreditadas, y el autor material confesó el crimen ante las autoridades policiales.