24h Andalucía.

24h Andalucía.

Empieza el martes la fase de informes del escándalo de corrupción en Estepona, Málaga.

Empieza el martes la fase de informes del escándalo de corrupción en Estepona, Málaga.

En la jornada de este martes, la Sección Tercera de la Audiencia de Málaga dará comienzo a la fase de exposición de informes finales de acusaciones y defensas en el caso conocido como 'Astapa', que investiga supuesta corrupción política y urbanística en Estepona. Tras la finalización de la práctica de pruebas, se espera un análisis exhaustivo sobre delitos como cohecho, blanqueo de capitales, malversación, fraude y prevaricación.

Con más de una década transcurrida desde el inicio de este caso en 2007, el juicio ha reunido a casi 50 acusados, incluyendo al exalcalde socialista Antonio Barrientos, exmiembros del PSOE y del Partido de Estepona (PES), así como empresarios y funcionarios. Entre los temas tratados durante las audiencias se destacan presuntas irregularidades en convenios urbanísticos, financiamiento ilegal de partidos políticos y enriquecimiento ilícito.

La fase actual contempla la presentación del informe final por parte de la Fiscalía, seguido por las intervenciones de las defensas de los acusados. Se prevé que el juicio llegue a su fin y se dicte sentencia a finales de julio, luego de escuchar todos los argumentos expuestos en la sala.

El fiscal ha ajustado considerablemente las penas solicitadas para los acusados, incluido el exalcalde, presentando una petición de dos años y nueve meses de prisión y nueve años y tres meses de inhabilitación para cargo público para Barrientos. Esta decisión se basa en consideraciones como dilaciones indebidas y el retiro de la acusación por parte del Ayuntamiento de Estepona.

Desde el inicio de este proceso que abarca los años 2003-2008, la Fiscalía Anticorrupción ha sostenido que los acusados, en su mayoría pertenecientes a cargos políticos, buscaron obtener fondos de promotores y empresarios para financiar actividades partidistas y en beneficio personal. Se ha hecho hincapié en la existencia de una 'Caja B' para eludir controles y presuntas irregularidades en convenios urbanísticos.

Las acusaciones mantienen la versión original del relato, aunque se han introducido algunas precisiones y correcciones en cuanto a la prueba presentada durante el juicio. Algunos aspectos no han podido ser probados debido a la anulación de escuchas telefónicas, lo que ha conllevado ajustes en las acusaciones presentadas.