24h Andalucía.

24h Andalucía.

Hombre en Almería condenado a 6 años por distribuir pornografía infantil

Hombre en Almería condenado a 6 años por distribuir pornografía infantil

En Almería, la Audiencia Provincial ha dictado una sentencia condenatoria de seis años de prisión para un individuo acusado de poseer más de 700 imágenes y videos de pornografía infantil en diferentes dispositivos, y de compartir algunos de estos archivos pedófilos entre los años 2019 y 2021, incluyendo material con violencia específica hacia menores de 16 años.

Como parte de la condena, el acusado, de 68 años, queda inhabilitado durante 12 años para ejercer cualquier profesión u oficio relacionado con menores y deberá cumplir seis años de libertad vigilada por un delito de distribución agravada de material pornográfico infantil.

El tribunal ha considerado especialmente grave el hecho de que en los archivos se encontraban imágenes de menores de 16 años, incluyendo niñas muy jóvenes, sometidas a actos degradantes y vejatorios en escenas violentas.

Según la sentencia, el acusado utilizaba sus equipos informáticos para compartir contenido sexual explícito de menores a través de redes de intercambio de archivos, facilitando así el acceso a dicho material a otros miembros de la red.

En un registro llevado a cabo en la vivienda del acusado en agosto de 2021, se encontraron discos duros y ordenadores con archivos pedófilos, donde se descubrieron fragmentos de videos y fotografías de contenido sexual con menores de 14 años, así como material explícito con menores de edad en una residencia de verano.

El acusado admitió parcialmente los hechos al reconocer que descargaba material pedófilo a través de programas informáticos y lo compartía a través de redes P2P, aunque afirmó no tener intenciones de distribuirlo.

El tribunal ha desestimado las afirmaciones del acusado sobre su supuesta falta de conocimientos informáticos, evidenciando que sabía perfectamente el tipo de archivos que estaba descargando, así como su implicación en la distribución de los mismos a través de las redes de intercambio.

Se ha concluido que el acusado era consciente de las acciones que realizaba y tenía pleno conocimiento de cómo funcionaban los programas utilizados para compartir archivos, considerando que no hubo una confesión sincera por parte del acusado a lo largo del proceso judicial.