24h Andalucía.

24h Andalucía.

Informe revela que en 2023, más de 150 migrantes perdieron la vida en la peligrosa travesía del Estrecho, denunciando la falta de seguridad en la frontera.

Informe revela que en 2023, más de 150 migrantes perdieron la vida en la peligrosa travesía del Estrecho, denunciando la falta de seguridad en la frontera.

En el año 2023, trágicamente perdieron la vida 147 personas migrantes intentando alcanzar las costas españolas a través de la peligrosa ruta del Estrecho de Gibraltar. Según el informe 'Monitoreo Derecho a la Vida 2023', elaborado por la organización Caminando Fronteras y recogido por Europa Press, el mes de abril registró la mayor cantidad de muertes, con un total de 46.

Este alarmante informe analiza las diferentes rutas migratorias de la Frontera Occidental Euroafricana, frontera marítima y terrestre que se extiende desde el sur de Senegal hasta Argelia, pasando por el Estado español y su franja costera meridional. Según Caminando Fronteras, estas tragedias están estrechamente relacionadas con los medios extremadamente precarios utilizados en los cruces, como botes inflables a remos, conocidos como "toys", que parten desde la zona de Tánger.

La ruta del Estrecho de Gibraltar es utilizada por estas embarcaciones en su intento de alcanzar las costas de Cádiz y Huelva. Según los datos ofrecidos por la organización, después de abril, el mes de agosto registró la mayor cantidad de muertes en esta ruta, con 37 casos. Le siguieron octubre con 21 y noviembre con 14. En este último mes, cuatro migrantes fueron arrojados al agua desde una narcolancha cerca de la playa de Camposoto, en San Fernando (Cádiz), falleciendo por ahogamiento. No se reportaron muertes en diciembre y julio en el Estrecho.

Además, a lo largo del año pasado, Caminando Fronteras contabilizó 45 naufragios en la ruta del Estrecho, la segunda más peligrosa después de la canaria, donde se registraron 128 tragedias en el mar.

En general, se estima que un total de 6.618 migrantes perdieron la vida en el año 2023 en su intento de llegar a las costas españolas. La gran mayoría de estas tragedias, concretamente 6.007, ocurrieron en la ruta canaria, lo que representa un alarmante incremento del 177% con respecto al año anterior, cuando se reportaron 2.390 fallecimientos.