24h Andalucía.

24h Andalucía.

Quince detenidos por narcotráfico en Sanlúcar ya están en manos de la justicia.

Quince detenidos por narcotráfico en Sanlúcar ya están en manos de la justicia.

En un golpe histórico contra el narcotráfico, la Policía Nacional ha trasladado a quince detenidos de la operación 'Grajuela' desde la Comisaría Provincial de Cádiz a los juzgados de Sanlúcar de Barrameda. Esta operación ha desarticulado la mayor red de 'narcotransportistas' del Estrecho, según fuentes policiales.

Una tarea conjunta entre funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Judiciária de Portugal, coordinada por la Fiscalía Especial Antidroga de Jerez de la Frontera, ha llevado a cabo la operación, con un total de 31 detenciones, incluyendo doce individuos que ya se encontraban en prisión.

En total, se realizaron 24 registros domiciliarios y se logró frustrar hasta cuatro operaciones de la organización, confiscando tres armas cortas, 1,4 millones de euros en efectivo, 19 vehículos de alta gama, sistemas de comunicación y material informático, así como dos 'narcolanchas' en Portugal y tres embarcaciones en España.

De acuerdo con las investigaciones, el centro de operaciones se encontraba en una exclusiva urbanización de Lisboa, desde donde un reconocido narcotraficante dirigía y coordinaba las operaciones navales. Además, contaban con una red de colaboradores en Sanlúcar de Barrameda, de donde eran originarios los cabecillas de la organización.

La organización utilizaba Sanlúcar de Barrameda como base de operaciones en España, aprovechando el conocimiento detallado de la zona y la orografía local, así como la amplia red de colaboradores en la ciudad. Se estima que disponían de entre ocho y diez 'narcolanchas' en todo momento, con una red de pequeñas embarcaciones para suministrar víveres y gasolina.

La investigación se inició en mayo del año pasado, cuando la organización intentó recoger un cargamento de 6.000 kilos de cocaína de un 'narcosubmarino' procedente de Sudamérica. Sin embargo, problemas mecánicos provocaron el hundimiento de la embarcación, frustrando el plan del grupo criminal.

A partir de ese momento, las pesquisas se centraron en la estructura de la organización, demostrando que los líderes estaban asentados en Sanlúcar de Barrameda, Chipiona y El Cuervo (Sevilla).