24h Andalucía.

24h Andalucía.

Soldado trans denuncia vulneración de derechos en cuartel de Sevilla y el TSJA investiga el caso.

Soldado trans denuncia vulneración de derechos en cuartel de Sevilla y el TSJA investiga el caso.

La justicia andaluza ha tomado cartas en el asunto tras la demanda presentada por una soldado transexual del Ejército de Tierra en el acuartelamiento sevillano de Torreblanca, acusando al Ministerio de Defensa de vulnerar sus derechos fundamentales y libertades públicas después de rectificar su sexo ante el Registro Civil.

La Sección Segunda del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha decidido abrir actuaciones con respecto a esta demanda presentada por el abogado sevillano José Antonio Sires, del despacho Sires Abogados.

La demanda detalla que la soldado F.J.L.G. realizó una rectificación en el Registro Civil sobre su sexo y mantuvo una reunión en diciembre de 2023 con un representante del Ejército de Tierra para abordar las medidas necesarias para garantizar su igualdad efectiva en el desempeño de sus funciones militares.

La demanda considera que las medidas propuestas por el Ejército son insuficientes y contrarias a la Ley 4/2023 para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI.

Se señala que las soluciones ofrecidas son provisionales y temporales, no garantizando la integración y adaptación de la soldado a su nueva situación.

La demanda también destaca una restricción severa de los derechos de la soldado, limitándola en el acceso a instalaciones y a horarios, lo que la deja aislada y marcada como una excepción, cuando solo busca recibir un trato igualitario en base a su identidad de género.

Según la demanda, la soldado se ve afectada al no poder usar los vestuarios masculinos y tener limitaciones en los femeninos, quedando en una especie de situación intermedia debido a la rigidez del sistema militar.

Después de que el Ministerio de Defensa comunicara que hay espacio suficiente para adecuar zonas de vestuario femenino, la soldado reclama una reparación de 49.180 euros por las consecuencias derivadas de la situación denunciada.