24h Andalucía.

24h Andalucía.

Córdoba: El obispo manifiesta preocupación por el futuro de la unidad española y cuestiona la duración de los consensos que llevaron a la amnistía.

Córdoba: El obispo manifiesta preocupación por el futuro de la unidad española y cuestiona la duración de los consensos que llevaron a la amnistía.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha expresado su preocupación por la unidad de España, afirmando que está en peligro. Según él, los obispos españoles han hablado en varias ocasiones de la importancia moral de la unidad de España y han pedido orar por ella, ya que es un proyecto histórico que ha perdurado a lo largo de los siglos.

En su carta semanal, Fernández se cuestiona por qué se debe romper ahora la unidad de España y argumenta que, si se quiere hacer alguna actualización histórica, debe hacerse dentro del marco de la Constitución, que todos los españoles han aprobado. Señala que alimentar la división y el enfrentamiento solo puede ser perjudicial para la paz de la nación y llama a no dejarse llevar por intereses personales o colectivos.

Además, el obispo afirma que la amnistía no es suficiente y que Dios busca corazones renovados. Según explica, no se trata solo de que Dios olvide nuestros pecados, sino de que nos dé un corazón nuevo. Destaca que esto se logra a través de la misericordia y el perdón de Dios, simbolizados por la muerte y resurrección de Jesucristo. Según Fernández, solo corazones nuevos pueden construir un mundo nuevo y duradero.

El obispo reconoce que el mundo está en un momento de cambio y afirma que todos debemos contribuir para construir una época mejor. Advierte sobre el mito del progreso, ya que la historia demuestra que las mejoras solo ocurren cuando las personas se comprometen a cambiar las cosas según el sentido común y el plan de Dios.

Fernández también hace referencia a las guerras y los conflictos en diferentes partes del mundo, pidiendo oraciones para que haya un entendimiento que evite el sufrimiento de los inocentes. Insiste en que el mundo no puede ser dejado a su suerte y que solo Jesucristo puede traer la salvación a un mundo sometido a la esclavitud generada por el pecado.

En conclusión, el obispo Demetrio Fernández aboga por la unidad de España y apela a la necesidad de corazones renovados para construir un mundo mejor. Argumenta que solo a través de la misericordia de Dios y un cambio de mentalidad y corazón se pueden superar los desafíos actuales y lograr una época nueva y próspera.