Cuatro miembros de una familia arrestados en Algeciras (Cádiz) por tráfico de drogas hacia los viajeros.

Cuatro miembros de una familia arrestados en Algeciras (Cádiz) por tráfico de drogas hacia los viajeros.

En Algeciras, agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro miembros de un clan familiar por tráfico de drogas y pertenencia a una organización criminal. La actividad delictiva consistía en la venta de cocaína y hachís a hostales y viajeros en tránsito en la ciudad de Algeciras, en la comarca gaditana del Campo de Gibraltar.

Según informa la Policía Nacional, tres de los cuatro detenidos han sido ingresados en prisión preventiva a la espera de juicio oral.

Los registros llevados a cabo en cuatro domicilios cercanos al Puerto de Algeciras y Guadacorte han permitido desmantelar dos puntos de venta de drogas. Además, se han detenido a los cuatro responsables de este clan y se han incautado más de 300 gramos de cocaína, dos kilogramos de hachís, numerosos utensilios para la preparación y venta de drogas, así como más de 6.500 euros en efectivo.

La investigación se inició cuando agentes de la Policía Nacional detectaron la presencia de un punto de venta de drogas en el centro de Algeciras. Las investigaciones han documentado la venta de cocaína y hachís, y han demostrado la existencia de un clan familiar que se había hecho con el monopolio del suministro de drogas a hostales, transportistas y viajeros en tránsito cerca del Puerto de Algeciras.

Los detenidos, aprovechando su ubicación estratégica, habían desarrollado un sistema de ventas con medidas de seguridad que les permitía distribuir cocaína y hachís tanto a consumidores finales como a intermediarios que revendían la droga a un precio más elevado en pensiones, otros puntos de venta y en la vía pública.

Los miembros del clan tenían roles bien diferenciados: mientras la líder vendía cocaína en un domicilio cercano al Puerto de Algeciras, los demás miembros del grupo se encargaban de la seguridad en un local que servía como "guardería", se encargaban de la venta de hachís en otro domicilio y se encargaban del traslado del dinero obtenido a una vivienda alejada del punto de venta. De esta manera, el clan protegía las sustancias estupefacientes de posibles robos por parte de otras organizaciones y ocultaba el dinero en caso de enfrentar una investigación policial.

Los cuatro detenidos fueron presentados ante el juez el jueves 25 de enero, quien dictaminó la prisión preventiva para tres de ellos y la libertad bajo fianza para el cuarto miembro del clan.

Tags

Categoría

Cádiz