24h Andalucía.

24h Andalucía.

El Juzgado de Córdoba cede jurisdicción a militaría por los fallecimientos en Cerro Muriano.

El Juzgado de Córdoba cede jurisdicción a militaría por los fallecimientos en Cerro Muriano.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba ha decidido inhibirse y ceder el caso del fallecimiento de dos militares durante unas maniobras en la base de Cerro Muriano a la jurisdicción militar. La Fiscalía Provincial también considera que esta jurisdicción es la competente para llevar a cabo la investigación. El Juzgado Togado Militar Territorial número 21 ha solicitado que se le transfiera el caso. Las familias de los militares fallecidos están involucradas en el proceso.

Según ha informado el abogado Luis Romero, representante del soldado fallecido, alrededor de 20 militares llevaban sobrecarga en sus mochilas como castigo por un ejercicio mal ejecutado. Esta carga adicional consistía en una mina inerte. Por otro lado, los mandos y soldados de la segunda sección no llevaban esta carga. Los militares entraron en el agua sin chaleco para disminuir el peso. El ejercicio se llevó a cabo sin medidas de seguridad adecuadas.

La práctica se interrumpió poco después de que los primeros soldados entraran en el agua. Los mandos y los demás soldados que estaban fuera del agua fueron los primeros en auxiliar a sus compañeros. Uno de los soldados fue rescatado de una parada cardiorrespiratoria gracias a la reanimación cardiopulmonar realizada por otro militar. Algunos de los efectivos que participaron en el rescate también sufrieron hipotermia. El capitán responsable del ejercicio fue apartado del mando por el Ministerio de Defensa.

El soldado fallecido estaba finalizando su formación en el Ejército de Tierra, mientras que el cabo tenía dos condecoraciones al mérito por su participación en misiones en Líbano y Letonia. Los militares involucrados en el incidente reciben atención psicológica y los testigos están siendo llamados a declarar.

El abogado del cabo considera que la responsabilidad recae en los mandos inferiores, como el sargento y el teniente que dieron la orden y no aseguraron la implementación de las medidas de seguridad necesarias. Además, el abogado de la familia del soldado ha presentado una denuncia contra el capitán responsable del ejercicio y sus superiores, solicitando que sean llamados a declarar en el proceso judicial. Las diligencias previas se centran en la posible comisión de dos delitos de homicidio imprudente.