24h Andalucía.

24h Andalucía.

"Navantia da impulso a la economía local con la construcción de barcos para la Armada en San Fernando, Cádiz"

El Ministerio de Defensa y la empresa Navantia han firmado un acuerdo para la construcción de dos buques hidrográficos costeros para la Armada en los astilleros de San Fernando, en Cádiz. Esta obra generará 700 puestos de trabajo durante los próximos cuatro años, incluyendo empleos directos, indirectos e inducidos en la provincia.

La firma de este acuerdo se llevó a cabo en el Ministerio de Defensa, con la presencia de la secretaria de Estado de Defensa, María Amparo Valcarce, y el presidente de Navantia, Ricardo Domínguez. La autorización para este proyecto fue otorgada por el Consejo de Ministros en agosto pasado.

Estos buques servirán para reemplazar al navío hidrográfico "Antares", que fue construido en la década de 1970 y es el único que aún está en servicio de los cuatro de la clase Castor. La renovación de la flotilla hidrográfica es esencial y se ha dado un paso importante en la transición verde, ya que estos nuevos buques podrán utilizar biocombustibles y cumplirán con las últimas normativas de emisiones.

Los buques hidrográficos costeros tienen como principal tarea la elaboración y mantenimiento de la cartografía náutica oficial del Estado en aguas y costas españolas. Esta labor es responsabilidad del Instituto Hidrográfico de la Marina, que operará estos buques y se encargará de la publicación y difusión de las cartas náuticas en la zona nacional. Su construcción se realizó teniendo en cuenta los requisitos necesarios para cumplir con estas tareas. Los buques tendrán una longitud de 47 metros y un desplazamiento de alrededor de 900 toneladas. Gracias a su alta automatización, solo requerirán una tripulación reducida de 30 personas y tendrán una autonomía de 3,000 millas para operar en aguas de hasta 200 metros de profundidad durante 15 días.

Además de su función principal de levantamiento hidrográfico, estos buques podrán proporcionar información geográfica, medioambiental y meteorológica a la Flota, así como colaborar en la protección del patrimonio arqueológico subacuático. Dispondrán de equipos hidrográficos avanzados, como ecosondas, sonares de barrido lateral y sistemas de posicionamiento, que contribuirán al estudio de la columna de agua y del lecho marino. También contarán con medios autónomos como un vehículo operado de forma remota (ROV), un vehículo no tripulado (USV) y una embarcación hidrográfica, que podrán recopilar y registrar datos de forma independiente y realizar trabajos hidrográficos y oceánicos.