24h Andalucía.

24h Andalucía.

Desmantelan banda móvil procedente de Polonia que saqueaba residencias en Málaga y la costa levantina.

Desmantelan banda móvil procedente de Polonia que saqueaba residencias en Málaga y la costa levantina.

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal itinerante compuesto por ciudadanos polacos que se desplazaban desde su país de origen hasta distintos puntos de la geografía española para cometer robos en viviendas, concretamente en localidades de las provincias de Málaga y Alicante.

Según señala el cuerpo armado en un comunicado, esta operación denominada 'Flataya' ha conseguido detener la actividad de este grupo que poseía información previa de colaboradores locales acerca de las viviendas en las que tenían que sustraer joyas y dinero en metálico. Tras la comisión de los robos regresaban a su país por vía aérea llevando en su equipaje el botín sustraído.

La operación se inició en mayo de 2023 cuando los análisis de los indicios recabados en un robo con fuerza de una vivienda de la localidad de Benahavís (Málaga) permitieron a los agentes identificar a cuatro varones de origen polaco como supuestos autores del delito.

En esta ocasión, después de pasar varios días en la provincia de Málaga, estos individuos regresaron a Polonia en un vuelo que no tenían reservado previamente.

De igual manera, gracias a los análisis de investigación realizados, se pudo comprobar que estos individuos serían los autores de otro robo en otra vivienda ocurrido días antes en la localidad de Casares (Málaga) donde sustrajeron joyas y dinero en metálico por valor de 600.000 euros.

Los investigadores observaron que en ambos robos se seguía un mismo patrón y un exhaustivo estudio de las viviendas que iban a robar, lo que hace presumir que conocían los movimientos de los moradores de la vivienda, la existencia de efectos de valor en su interior y datos esenciales de los dispositivos de seguridad que contaba la vivienda a asaltar, lo que demostró que, antes de viajar desde Polonia los delincuentes contaban con información previa procedente de colaboradores locales.

Por otro lado, durante esta investigación los agentes tuvieron conocimiento de otros cinco robos cometidos en las citadas localidades, aunque no seguían el patrón de los robos cometidos por este grupo.

En el mes de septiembre los investigadores detuvieron a dos individuos como supuestos autores de estos cinco robos, dos en viviendas, dos sustracciones de vehículos y un robo en el interior de una vivienda en obras. De igual manera se logró recuperar todos los efectos sustraídos en los citados robos, que superaban los 47.000 euros.

Estas detenciones pudieron ser decisivas en la decisión de cambiar la zona donde cometer sus siguientes delitos, ya que los investigadores tuvieron conocimiento de que los cuatro miembros del grupo polaco habían viajado en avión hasta Alicante el día 21 de septiembre para cometer su próximo robo.

Los agentes intensificaron las gestiones para tratar de localizarlos y averiguar la fecha de regreso a su país, lográndose conocer el día que tenían previsto regresar a su país desde la costa levantina por lo que se organizó un operativo policial que permitió la detención de los cuatro ciudadanos polacos en la puerta de embarque del aeropuerto de Alicante donde esperaban a tomar el vuelo de regreso a Polonia.

En su equipaje de mano los agentes de la Guardia Civil descubrieron un total de 52 piezas de joyería, así como 4.480 euros en metálico.

Al realizar el estudio acerca de la trazabilidad de las joyas incautadas se averiguó que parte de las mismas procedían de sendos robos con fuerza que fueron cometidos días antes en viviendas ubicadas en las localidades alicantinas de Pilar de la Horadada y Torrevieja, y cuyo valor superaba los 30.000 euros.

Sobre uno de los detenidos polacos pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) dimanante de Países Bajos por la comisión de nueve delitos de robo con fuerza en viviendas, lo cual pone de manifiesto que este grupo criminal utilizaba la itinerancia para cometer delitos de robo en países europeos, dificultando de esta manera la investigación de los hechos y la detención de los autores.

En base a las pruebas e indicios incriminatorios, la Autoridad Judicial competente decretó la prisión provisional sin fianza para todos los componentes del grupo criminal por la comisión de los referidos delitos contra el patrimonio y por pertenencia a organización criminal.

Esta operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, que han sido apoyados por otros de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Alicante y de otras Unidades de las citadas Comandancias de la Guardia Civil.